Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Mimi, Ilse e Ivonne

 MIMI: La romántica y soñadora

Nació bajo el signo de Capricornio. Su verdadero nombre es Irma Angélica Hernández Ochoa, pero desde niña la conocen cariñosamente como Mimi. Nació el 28 de diciembre de 1962, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, hija de los reconocidos cantantes estilo ranchero Lucha Moreno y José Juan. Esto, según ella, antes de acercarla al medio hizo que la idea de convertirse en artista se alejara de ella. Sin embargo dice, “la sangre tiene su peso y el mío es cantar”. Mide 1.70 m de estatura, tiene el cabello castaño y los ojos café oscuro. Realizó estudios de comunicación y filosofía. De su voz se hicieron éxito los temas “Hoy por ti, mañana por mi”, “Luz y sombra”, y “Giovanni Amore” Entre sus escritores preferidos están Kafka y García Márquez. Ella es la romántica de Flans. Se describe como una mujer dinámica, tenaz y divertida; le fascina escribir y sacó un libro de poesías suyas titulado “Y pensar que te pensé”.  Además es compositora de algunos temas de Flans como ”En el medio de los dos”, ”Sin Ti” y “Giovanni Amore” y su primera letra a nivel profesional fue incluida en el primer LP de Flans. Ella ha sido siempre como la hermana mayor de Flans, seria, responsable, centrada y equilibrada. Además es la más ‘cotorrera’ del grupo y la que físicamente más cambios ha tenido, pues de morena tranquila en el primer disco de Flans, se convirtió en una rubia sexy para “Alma Gemela”. Durante 1985 a 1989 perteneció al trío Flans. Se casó en 1993 con Gabriel, que nada tiene que ver con el medio artístico, y quien manejó su carrera artística como solista al probar suerte con el disco “Mimi” del cual sonó bastante en la radio la canción “Finge que no”, una melodía romántica y hermosa muy al estilo de ella.

En 1993 lanzó su segundo disco llamado “En un Momento de Soledad” para la compañía EMI Capitol y en 1997 decidió cambiar de empresa a Televisión Azteca, en donde condujo el programa “Rola, la rola” hasta 1999 cuando fue la más entusiasta el emprender nuevamente el regreso de Flans.Actualmente piensa de Flans: “Somos una continuación de lo de los 80, evidentemente evolucionando con sonidos de los 90, pero en la temática de las canciones no podemos cambiar a lo que nosotros creemos, que es lo que hacíamos antes, seguiremos cantando letras muy sencillas y positivas”.

 ILSE: La rubia de rostro inolvidable

Ella es la niña dulce, inocente y traviesa. Siempre está en movimiento y derrocha simpatía y vivacidad. A su signo Sagitario, le atribuye que sea apasionada y misteriosa. “Y creo que el amor, más que un sentimiento es una actitud diaria que debe practicarse como cualquier otra disciplina” dice. Con su voz ronquita y esa tesitura súper especial fue la voz principal de éxitos como “Bazar”, “Detrás de tu silencio”, “Ay amor”,  “Mosquito Bilingüe”, “Me he enamorado de un fan”, “Detrás de tu silencio”, “A cada paso” y en el nuevo disco “Hadas” interpreta la canción  “Gracias”.  Nació en  Caracas, Venezuela  el 27 de Noviembre de 1965 y su nombre completo es Ilse María Olivo Schweinfurth. Mide 1.55  m. de estatura y tiene el cabello rubio y los ojos color café. Estudió Comunicación y después de desintegrarse Flans, Ilse intervino en 1990 como conductora en el programa “Galardón a los Grandes”. Después grabó dos discos como solista: debutó en 1992 con el disco llamado “Africa”  del cual escuchamos los temas “We-we” y  “Háblame”, en 1996 grabó su segundo L.P. llamado “El Río” del cual sobresalió el tema “Suavecito”. En el mismo año participó en el programa Plaza Sésamo, e incursiona en 1997 en el ámbito de la actuación con su participación en la telenovela “María Isabel”, que dirigió Carla Estrada. Estuvo casada con Guillaume Martin con el cual tiene dos hijos, Jan que actualmente tiene seis años, y Luc Alexandre que tiene dos años y medio.  Afirma que a pesar de su  separación, sostiene una relación muy cordial con su ex-esposo.  Ilse le da gracias a Dios por la oportunidad de reencontrarse con sus amigas y dice: “Ahora entrar a Flans es muy bonito porque ya tienes tu familia, tienes estabilidad, tienes a tus hijos y tienes muchas cosas además del grupo. Por eso se ha podido dar esto”.

 IVONNE:  Rebeldía y dinamita pura

Ivonne es definitivamente la rebelde de Flans. Convirtió en éxitos los temas “No Controles”, “Desde la Trinchera”, “No me quiero casar” y “Corre, corre” destacándose también con su gran trabajo de voz en  los temas “Meditación” y  “Tu y yo”. Ella proyecta la imagen de la mujer agresiva y enigmática. Le gusta ser franca y directa, es impulsiva y a la vez introvertida. “ A mí me tocó un cerebro medio extraño y medio loco. No tengo buena vista y me falta positivismo. Mi refugio es el arte. Me gustaría ver la vida más simple. Yo soy muy complicada” afirma. Posee un sentido del humor tan particular que sólo lo comparte a gusto con sus compañeras. Ivonne Margarita Guevara García, nació en la Ciudad de México, el 31  de octubre de 1961. Su signo es Escorpión. Colecciona discos y se graduó de la carrera de Cinematografía, pero su gran pasatiempo es la pintura. Adora los animales, le encanta la comida italiana, el deporte, el blues, el jazz y el rock y siempre se caracterizó por tener el look mas ‘rockero’ de Flans, vive con los pelitos parados en explosivas colitas que resaltan sus rasgos, hace mucho deporte y le encanta mantenerse en forma. “Cantaré “No controles” hasta que la ‘osteoposoris’ me deje” afirma en su común tono sarcástico. Durante 1985 a 1989 perteneció al trío Flans. Esposa del baterista Fernando Toussaint a quien conoció durante la primera etapa de Flans, él tocaba y actualmente toca para el grupo. Ivonne vivió durante más de dos años en España donde realizó sus estudios de Diseño Gráfico cursados en la Universidad del Nuevo Mundo. En 1995 regresa a México donde se dedicó por completo a la Pintura.

En 1996 realiza su primera exposición individual “Oda al Café y Otras Cosas”, en la Plaza Loreto del Distrito Federal, donde exhibió 35 óleos sobre tela. Cuando la llamaron para volver a Flans lo pensó dos veces pues estaba absorbida por el arte pero el reencuentro con sus amigas a las que no veía desde hace nueve años fue “divertido”, agrega.  De la nueva etapa de Flans dice: “Ahora vamos con todo, hay que echar toda la carne al asador y si gustamos, qué padre.”.